Salirse de la fila

…y no meterse en otra

Autoridad Docente septiembre 28, 2009

Filed under: Educación,Enfilados — Salirse de la fila @ 8:26 pm
Tags: , , , ,

Aprendizaje Significativo

Nuevo alfabeto por El Roto

OBDC O T KTO

AKT S DO BCρ (ρ= rho)

Si estás deseándolo, puedes completar el alfabeto en los comentario. Gracias

Anuncios
 

La falacia de la diversidad agosto 25, 2009

Filed under: diversidad,Educación,Rompan filas — Salirse de la fila @ 10:01 pm
Tags: , , , , ,

Vodpod videos no longer available.

Fragmento del artículo de Carlos González Cómo ‘no’ vencer la timidez publicado en la revista Mente Sana, nº 35

John Stuart Mill, filósofo y economista británico, publicó en 1859, un ensayo apasionado y apasionante titulado Sobre la libertad (es posible leer el texto completo en inglés, en la dirección electrónica siguiente http://etext.library.adelaide.edu.au/m/mill/john_stuart/m645o/). En él advierte que la presión de la sociedad sobre los individuos -continua, inmisericorde, dirigida hacia las más mínimas desviaciones de la norma- a menudo se hace más intolerable que el despotismo de un gobierno tiránico.

LA PRESIÓN SOCIAL

Pero más vale que transcriba las palabras de Mill, pues él lo dice mejor que yo:

Hay una característica de la orientación actual de la opinión pública, especialmente calculada para hacerla intolerante con cualquier demostración marcada de individualidad. Los seres humanos medios no solo son moderados en intelecto sino también en inclinaciones: no tienen aficiones o deseos lo bastante fuertes para inclinarles a hacer nada fuera de lo común y, por tanto, no comprenden a quienes sí los tienen, y los clasifican junto a los salvajes e intemperantes, a los que están acostumbrados a mirar con desprecio.

Pues bien, además de este hecho general, solo tenemos que suponer que se pone en marcha un fuerte movimiento hacia la mejora moral, y las consecuencias son previsibles. En estos días se ha producido ese movimiento; mucho se ha hecho en el sentido de aumentar la regularidad de la conducta y disuadir de los excesos, y se extiende un sentido filantrópico para cuyo ejercicio no hay campo mejor abonado que la mejora moral y prudente del prójimo.

Estas tendencias de los tiempos hacen que el público esté mejor dispuesto que en épocas pasadas a prescribir reglas generales de conducta y se aplique a conseguir que todo el mundo se ajuste a la norma aprobada. Y esta norma, expresa o tácita, es no desear nada interesante. Su ideal de carácter es la ausencia de cualquier carácter marcado, atrofiado por comprensión, como los pies de las mujeres chinas, cada parte de la naturaleza humana que destaque de forma prominente y tienda a hacer a la persona marcadamente distinta del común de las gentes.

LA “NORMALIDAD” MÉDICA

Siglo y medio después, ha aumentado la tendencia a controlar a los diferentes. La timidez no es sino la punta de lanza, uno de los primeros rasgos de carácter que la sociedad se propuso eliminar. Existen muchos otros, cada vez más. El Estado solo espera que obedezcamos las leyes y paguemos nuestros impuestos, pero la sociedad (respaldada la mayoría de las veces por educadores, psicólogos y médicos) exige mucho más, especialmente a nuestros niños.

Nuestros pequeños no deben llorar, ni ser malcriados, ni agresivos, ni retraídos, ni movidos, ni demasiado quietos, ni respondones, ni apocados, ni exigentes. No deben dedicar demasiado tiempo a una actividad, no deben rechazar el deporte, ni la piscina, ni la lectura, ni ningún alimento. Deben tener hábitos y rutinas (pero hay de aquel que se habitúe a una cosa “distinta”, del que se despierte habitualmente por la noche o se duerma en brazos). Deben llevarse bien con todos y no formar grupitos de pocos amigos íntimos. Deben hacer los deberes con diligencia, pero tampoco ser “empollones”.

La justificación ya no es, como en tiempos de Mill, “moral” sino “médica”; los que tienen un rasgo de carácter distinto de la media tienen ahora un problema psicológico o de conducta. Las madres, preocupadas quieren saber si sus hijos son normales: “¿Es normal que se chupe los puñitos?”, “¿Es normal que tenga miedo?”, “¿Es normal que se despierte?”. Pero que nadie piense que siendo absolutamente normal, escapará a las críticas. Entonces, le echarán en cara que “no tiene personalidad”.

Vía: fotolog de garcomina

 

Canción para un profe bueno junio 22, 2009

Filed under: Ñoñerías.com — Salirse de la fila @ 9:51 pm

Medio en broma, medio en serio. Espero que la disfruten.

 

El Sentido del Humor abril 11, 2009

Filed under: Ñoñerías.com — Salirse de la fila @ 2:33 am
Tags: ,

“Creo firmemente que no se puede trartar con las cosas más serias de este mundo a menos que uno comprenda las más divertidas”

Winston Churchill

 

Ñoñerías.com

Filed under: Ñoñerías.com,Educación — Salirse de la fila @ 2:05 am
Tags:

“La confianza en la bondad ajena es testimonio no pequeño de la propia bondad”

Michel Eyquem de Montaigne

 

LA PEGATINA abril 1, 2009

Filed under: Educación — Salirse de la fila @ 10:20 pm
Tags: , , , ,

El lunes de esta semana una alumna de 1º. de E.S.O. le pegó a una profesora una pegatina en la espalda. Indignación, ofensa o injuria muy grave, parte de incidencias, entrevista con la alumna, actuación de la Comisión de Convivencia, propuesta de medida educativa, apoyo moral a nuestra compañera y algunas reflexiones de cómo se podía haber evitado tanta algarabía. Me acordé de lo que sigue y pensé: ¡Qué inteligente era Cantinflas!

 

LOS BRAZOS DEL AMOR

Filed under: Educación — Salirse de la fila @ 7:48 am

Post dedicado a Montse Y Juan José

1. LA ECUACIÓN

Llevo mucho tiempo pensando y reflexionando sobre esto. Me resulta bastante curioso ver cómo algunos/as de mis compañeros/as docentes -actuales o de otros cursos- , que tienen problemas para mantener el orden en sus clases, que imponen partes de incidencias a diestro y siniestro entre el alumnado y que sufren a veces faltas de consideración, respeto o menosprecio por parte de los/as alumnos/as a los/as que les dan clases, hablan mal habitualmente de ese alumnado, le faltan igualmente el respeto, cometen desconsideraciones o faltas de respeto contra sus pupilos/as y usan amenazas o coacciones en su quehacer educativo.

No digo que esta ecuación sea perfecta:

Profesor/a al/a la que sus alumnos/as le dan muchos problemas=Profesor/a al/a la que no le gustan ni quiere a los/as jóvenes.

Ciertamente, he conocido a compañeros/as que han pasado por apuros y que jamás han faltado el respeto al alumnado, antes bien, se han dedicado a él con cariño, consideración y profesionalidad. Pero sí considero que alguna relación guardan en muchas ocasiones las dos partes de la ecuación.

______________________________

2. “NOÑERÍA.COM”

A veces el profesorado se queja de que los/as alumnos/as maltratan el material, hacen pintadas y destrozan carteles del centro. Esos actos vandálicos conviven en nuestro día a día en los centros. A veces no son solamente cosa de los/as alumnos/as.

Hace unos cuatro años dejé en un tablón de corcho de la sala de profesores del instituto donde trabajaba la fotocopia de un artículo que me gustó mucho. La sala de profes de ese instituto, como casi todas, supongo, era un lugar totalmente reversado al profesorado. Rara vez algún alumno/a rebasó medio metro el umbral de su puerta solicitando si le podía alguien rellenar la botella de agua o preguntando por un/a profesor/a de guardia.

El hecho es que se me ocurrió compartir aquel artículo con mis compañeros/as y colgué una fotocopia del mismo en el tablón de corcho dedicado a este tipo de cosas de la sala de profesores. Al día siguiente la fotocopía presentaba una “pintada” en rotulador fluorescente que decía:

“Noñería.com”

Nunca supe quién la hizo.

_______________________________

3- ¿QUÉ ES EDUCAR?

También llevo tiempo reflexionando, en cuanto a Educación, sobre las recetas mágicas en el trato y relación con el alumnado. Lo único que puedo decir, lo único que sé, lo único que afirmo (y conste que hablo de manera muy personal) es que

EDUCAR es AMAR.

He leído en alguno de los muchos blogs de profesores que conozco algo así como “No entiendo mi profesión ni mi vida sino como un acto de entrega. Amo mi profesión: SOY PROFE”.

______________________________

4- LOS BRAZOS ABIERTOS DEL AMOR

Por si alguien tuviera interés en leerlo, aquí dejo el artículo en cuestión al que me he referido*. Se trata del testimonio de un profesor jubilado de 74 años y la respuesta a ese testimonio del psicólogo y pedagogo Bernabé Tierno.

“LOS BRAZOS ABIERTOS DEL AMOR”

(Carta al consultorio)

“Soy un profesor jubilado de 74 años y hace unos días recibí la mayor recompensa profesional. Un antiguo alumno, violento y con fracaso escolar, a quien traté como un hijo y en el que deposité toda mi confianza, es hoy el director del instituto donde estudian mis nietos. No tengo palabras para expresar ni lo que he sentido al verlo tan cambiado ni el bien que me han hecho sus palabras al confesarme que fui su referente.” Pedro. Madrid

(Respuesta de Bernabé Tierno)

“Comprendo perfectamente la alegría y la satisfacción que siente en estos momentos, de la misma manera que la entenderán todas aquellas personas que también están contribuyendo con su vida y con sus buenas obras al bien de sus semejantes. Muchos profesores, ante un alumno díscolo e irresponsable, se dan por vencidos y llegan a pensar que sus palabras, sus reconvenciones y consejos, sus advertencias y observaciones caen en saco roto. Creen que esos brazos abiertos de su amor y entrega profesional nunca serán correspondidos por el favor de la gratitud y por el éxito de su buen hacer educativo. Pero se equivocan, porque la siembra que se realiza en la mente y el corazón de otro ser humano acaba por dar sus frutos antes o después. Lo que sucede es que no siempre se llega uno a enterar de que así ha sido.

Hace tiempo que yo también he comprendido que toda acción noble, desinteresada y realizada con amor, tiene un “efecto dominó” y se propaga sin límites. Aquel alumno a quien usted dio lo mejor de sí dirige un centro educativo y lleva a la práctica sus consejos, su tacto y su buen hacer pedagógico. El bien que usted hizo se propaga a través de él y del resto de alumnos que tuvo, aunque no se lo digan. Saber que ha sido el ejemplo de este alumno, su referente, y que a través de él, en alguna medida, usted será el espejo de cientos de estudiantes, es normal que lo llene de un sano y merecido orgullo.

Mi teoría es que los brazos de ese amor que se entrega a los demás siempre permanecen abiertos, que nunca se cierran aunque el desaliento o la idea de que determinados esfuerzos son inútiles asalten nuestros pensamientos. No hay ninguna buena acción que antes o después no dé los resultados esperados y que no nos sea recompensada con creces.

¿Y que sucede, dirá algún lector, si al gesto de brazos abiertos y de entrega a los demás alguien responde con rechazo y violencia? Pues que ese acto tendrá efectos retardados, como en el caso que nos ocupa, o enriquecerá todavía más la capacidad de amar de su autor.”

Los brazos abiertos del amor

__________________________________

*He tenido que transcribirlo porque desde hace algunos días WordPress no me permite subir ningún tipo de documentos.